La elección de tu colchón es primordial para garantizar un buen descanso y a pesar de parecer una tarea sencilla no lo es, debido a que el mercado ofrece una gran variedad de modelos y tecnologías para seleccionar el más adecuado.

Sumado a eso debes considerar que requerirás realizar la limpieza del colchón periódicamente para garantizar la durabilidad del mismo, por tanto debes elegir un modelo de fácil limpieza.

Quitar manchas del colchón

La mejor manera para limpiar las manchas del colchón es proceder de manera inmediata, a eliminarlas apenas se produzcan.

Mientras más rápido se tomen medidas de limpieza antes evitarás que los derrames penetren en las partes más internas, deteriorando el colchón y haciendo más difícil su restauración.

Una de las manchas más frecuentes es la ocasionada por el sudor, por ello para quitar las manchas amarillas del colchón, debes limpiarlo con detergente especial para quitar las manchas a base de proteínas. Solo debes frotar la superficie para que el detergente penetre en el tejido.

Espera treinta minutos y retira con un paño humedecido en agua. Esa sencilla acción será suficiente para que la mancha desaparezca. Si la mancha es resistente realiza una solución de vinagre blanco con agua, aplícala sobre la mancha y deja actuar por treinta minutos, para finalmente dejar secar la superficie.

Si las manchas son de sangre, trata de actuar de inmediato. Toma un algodón o un paño y empápalo en agua oxigenada. Frota la superficie manchada desde los bordes hacia el centro, agua oxigenada. Si hay demasiada sangre en el colchón, vierte el agua oxigenada directamente sobre la mancha y extrae la sangre con un paño.

Otra opción para eliminar las manchas de sangre es colocar una aspirina en agua fría, esperar que se disuelva y aplica la solución sobre la mancha. Deja reposar durante media hora, pasa un cepillo de cerdas suaves y frótala para extraer el exceso de agua. Espera que se seque y retira los residuos con un paño húmedo.

La pasta de diente también es un remedio eficaz para eliminar este tipo de manchas. Aplica un poco de pasta de dientes sobre la superficie, frótala con un cepillo de cerdas suaves o un paño húmedo, seca la superficie y espera que el colchón se seque por completo antes de colocar ropa de cama.

Diferentes formas de lavar un colchón

Obviamente los colchones no pueden ser lavados de la manera tradicional, ya que el exceso de agua puede deteriorarlos. Sin embargo hay muchas maneras para lavar un colchón, sin necesidad de mojarlo de más, ni deteriorarlo.

Una de las maneras más efectivas para lavar un colchón, es utilizando bicarbonato de sodio. Este ingrediente tiene propiedades desinfectantes, anti bacterianos, anti hongos y neutralizantes de olores.

La manera de utilizarlo es muy sencilla:

Espolvoree el bicarbonato de sodio sobre toda la superficie del colchón, déjelo actuar por algunos minutos y retire los residuos con ayuda de un aspirador.

Este método es sumamente eficiente para eliminar la suciedad superficial del colchón y eliminar los malos olores.

Para quitar manchas del colchón, puedes rociar el colchón con vinagre blanco, a continuación espolvorea el bicarbonato. Permite que actúen los productos, notarás que al aplicar el bicarbonato se produce efervescencia.

Pasados quince minutos, retira con ayuda de un paño húmedo y deja secar. Puedes utilizar un secador de cabello a baja velocidad o un ventilador. En caso de no disponer de ellos, deja que el colchón se ventile cerca de una ventana. Finalmente aspira la superficie para eliminar los residuos.

En caso de que el colchón este muy sucio:

  • Lo primero que debes hacer es aspirarlo para eliminar no solo el polvo, sino también los ácaros que pudieran alojarse en él.
  • Aplica el bicarbonato sobre la superficie, déjalo actuar y aspira.
  • A continuación elimina las manchas que pudiera tener, especialmente si son de sangre, con una solución de ¼ de taza agua oxigenada, una cucharada de jabón líquido y una cucharada de sal mesa.
  • Mezcla los ingredientes y aplicalos sobre la mancha, espera que se seque y elimina los residuos con un paño humedecido en agua oxigenada para las manchas más resistentes.
  • Finalmente limpia con un paño húmedo por toda la superficie, espera que se seque y aspira.

Una mancha muy difícil de eliminar de un colchón son las manchas de orina, ya que una vez secas son rebeldes.

Sin embargo es posible eliminarlas con una solución de 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en 8 onzas de peróxido de hidrógeno y una o dos gotas de jabón líquido para platos.

Mezcla los ingredientes y aplica la solución sobre el colchón con un rociador, sin empapar la superficie. Permite que repose la solución sobre la superficie durante media hora y retira con un paño húmedo.

Si a pesar de la limpieza realizada, la mancha continua, espera que la zona se seque y mezcla 3 cucharadas de detergente en polvo seco y 1 cucharada de agua para hacer una espuma seca. Aplica la espuma sobre la mancha y déjalo reposar durante treinta minutos.

A continuación retira los residuos con una cuchara o espátula y aplica un paño humedecido con agua oxigenada para eliminar los residuos que pudieran quedar y por último aspira la superficie.

Eliminar olores de un colchón

Otro gran problema de los colchones son los olores que por diversos motivos se acumulan en su interior. Como medida preventiva, una funda protectora es una excelente opción para evitar los molestos olores.

Sin embargo, si no dispones de ello y tu colchón está impregnado de molestos olores puedes limpiar el colchón para neutralizarlos.

En tal sentido, en el mercado encontrarás una gran variedad de productos comerciales que neutralizan los olores, que son de fácil aplicación y ofrecen resultados instantáneos.

También hay una gran cantidad de remedios caseros para erradicar los olores molestos, de manera fácil, sencilla y económica. La primera solución casera es el bicarbonato de sodio.

La manera de aplicarlo es espolvorear el producto sobre la superficie y dejarlo reposar durante toda la noche. Posteriormente retira los residuos con una aspiradora para que el colchón pueda ser utilizado nuevamente sin olores molestos.

Otra opción es aplicar productos de limpieza con base en cítricos. Estos productos comerciales son fácilmente asequibles. Se aplican directamente sobre el colchón, se dejan secar y finalmente se utiliza la aspiradora para retirar los olores, dejando un agradable aroma en la superficie.

El vinagre también es un excelente producto para neutralizar los olores. Solo debes colocar un poco de vinagre con un rociador sobre el colchón y esperar que se seque. Aunque es posible que el fuerte olor del vinagre quede impregnado por un par de días, luego desaparecerá llevándose consigo los olores desagradables.

Un spray casero muy efectivo para los olores molestos es preparando una solución con una taza de bicarbonato, un poco de agua y diez gotas de aceites esenciales con propiedades desinfectantes como el limón, la lavanda, eucalipto, menta, clavo o romero.

Rocía la superficie del colchón y espera que se seque. Tu colchón tendrá un agradable aroma y además los ácaros desaparecerán con este producto casero.

De los olores más desagradables que se alojan en los colchones, está el olor a vómito. En este caso lo primero que debes hacer es ventilar la habitación.

A continuación aplica un poco de amoniaco no diluido y sin perfume sobre la superficie, sin empaparlo. Limpia el área con un paño limpio y húmedo y espolvorea bicarbonato de sodio para neutralizar el olor a amoniaco y eliminar la humedad persistente. Espera que se seque y aspira el área.

El olor de la orina es muy fuerte y penetrante. Para eliminarlo, rocía bicarbonato sobre la superficie del colchón. Cubre el colchón con plástico y deja actuar durante varias horas. Luego retira el plástico y aspira la superficie.

Desinfectar un colchón

Una vez limpio el colchón y libre de manchas, es conveniente desinfectarlo de insectos, como los ácaros, las pulgas, los piojos y las chinches, así como de otros microorganismos o bacterias que son perjudiciales para la salud.

Por ello el mercado ofrece una gran cantidad de productos para desinfectar los colchones que son de fácil aplicación pero que sin duda representan un elevado costo.

Un procedimiento que es muy utilizados para la desinfección de los colchones, es utilizar vapor de agua caliente. Sin embargo es necesario contar con el equipo adecuado o contratar los servicios profesionales de una empresa que garanticen la correcta desinfección sin deteriorar el colchón.

Otro procedimiento muy utilizado para desinfectar colchones es la limpieza al seco profesional, sin embargo este tipo de limpieza debe ser realizada por especialistas del área ya que implica la utilización de productos químicos que no deben ser manipulados sin la debida precaución, como por ejemplo los solventes, que disuelven la grasa y manchas, y que deben ser secados posteriormente para poder ser utilizados.

Sin embargo hay muchos métodos que son altamente efectivos para librar al colchón de los ácaros y otros microorganismos que son peligrosos para tu salud. Uno de los métodos más populares incluye un vaso de bicarbonato de sodio, cinco gotas de aceite esencial de árbol de té, un recipiente de plástico con tapa y un colador o tamiz.

Estos efectivos ingredientes desinfectarán tu colchón de manera muy eficaz. Su aplicación es muy sencilla. En primer lugar coloca el bicarbonato en el recipiente, agrega las gotas del aceite esencial, cierra el envase y agita vigorosamente hasta que los productos se mezclen.

Utiliza el colador o tamiz para esparcir la mezcla sobre el colchón, por uno de los lados del colchón. Deja actuar el producto por una hora y retira con la aspiradora. A continuación realiza el mismo procedimiento por el otro lado del colchón, permitiendo que repose igualmente por una hora. Finalmente utiliza la aspiradora para remover los residuos y tendrás un colchón totalmente desinfectado.

Este procedimiento te permite eliminar la humedad, desodorizar y eliminar bacterias, suciedades y cualquier microrganismo presente, incluidos los ácaros, ya que el bicarbonato facilita la desinfección. Por su parte el aceite esencial de árbol de té es un ingrediente altamente efectivo como desinfectante natural, que es económico y fácil de conseguir.

Medidas preventivas para la limpieza del colchón

La limpieza de los colchones es fundamental para su durabilidad y para preservar la salud, ya que descuidar el mantenimiento puede ocasionar alergias y otros problemas de salud como las infecciones oculares o la irritación cutánea, debido a la presencia de ácaros y bacterias que se alojan en él.

Un de las primeras recomendaciones para mantener el colchón libre de ácaros es la ventilación del mismo. Por tanto es recomendable que no arregles tu cama apenas te levantes. Es vital que el colchón sea expuesto al aire y a la luz para eliminar los ácaros. En caso contrario, estos insectos se mantendrán entre la sábana y el colchón alimentándose y reproduciéndose en miles.

Permite que el colchón respire, para ello es recomendable que lo coloques frente a la ventana al menos durante 10 o 15 minutos, al menos una vez a la semana, en el momento en que cambias las sábanas. De esta forma eliminarás los olores y los ácaros con esta sencilla acción. Sería de mucha utilidad utilizar una paleta para darle golpes y que tanto el polvo como los ácaros salgan a la superficie.

Otra de las medidas que aseguran la durabilidad del colchón es cambiarlo de posición. La rotación es importante para que el peso se reparta y no pierda volumen. Es prudente realizar la rotación de pies a cabeza y de lado a lado cada tres meses, para que el desgaste sea de manera uniforme.

El aspirado es fundamental para la eliminación del polvo, los pelos de las mascotas y la suciedad. Por ello es imprescindible que antes de colocar ropa limpia de cama se utilice la aspiradora para eliminar los residuos, así como los ácaros u otros insectos.

Si aún con estas medidas preventivas, tu colchón tiene mal olor, utiliza las recomendaciones para eliminar los olores desagradables con productos naturales como el bicarbonato, que además de eliminar los olores actúa como desinfectante.

Para evitar las manchas en los colchones, evite comer o beber líquidos sobre la cama. Utiliza fundas para el colchón que están disponibles en el mercado, no solo para derrames sino también anti ácaros.

Si a pesar de las medidas preventivas, el colchón se mancha de sangre, orina, vómito o líquidos derramados, procede de manera inmediata a retirar el exceso de líquidos y utiliza alguno de los remedios naturales para eliminar la mancha de manera inmediata. Para ello puedes utilizar papel absorbente o una toalla, para posteriormente limpiar con agua y jabón, continuando con la aplicación del bicarbonato para eliminar olores y dejar el colchón desinfectado.

Si se trata de manchas difíciles, tendrás que recurrir a otros productos como el vinagre blanco, ácido bórico, agua oxigenada o productos comerciales disponibles en el mercado.

Otros artículos que pueden interesarte:

5/5 (2 Reviews)