Trucos para limpiar colchones

Aunque resulte difícil de creer los colchones son uno de los elementos que más se ensucian en el hogar. Si tienes niños es usual que los pequeños tengan accidentes en las camas, manchando los colchones de orina, derramando algún líquido, vomitando o con otros fluidos corporales como el sudor.

Este problema también se presenta en hogares donde habitan personas con problemas de salud o incontinencia, generando no solo manchas en los colchones sino también un olor muy desagradable.

Por ello te ofrecemos una serie de trucos caseros para limpiar los colchones, eliminar manchas y olores desagradables.

Para manchas de orina, sudor, o vómito, la mejor opción es un limpiador cítrico. Mezcla el producto con agua tibia y frota la superficie en profundidad con ayuda de un paño sobre la mancha hasta que desaparezca. Los cítricos desaparecen los olores desagradables de manera permanente y dejarán un aroma fresco en tu colchón.

Contra todo tipo de manchas, el Bicarbonato de Sodio es un remedio muy eficaz. Para aplicarlo realiza una pasta con bicarbonato de sodio y agua tibia hasta formar una pasta seca. Aplícala sobre la mancha, espera que se seque y retira con un paño humedecido en agua. Espera que se seque antes de colocar la ropa de cama. El bicarbonato no solo eliminará la mancha sino que absorberá los malos olores y dejará tu colchón con un olor agradable. Es ideal para manchas de orina.

Para las manchas de sangre, el agua oxigenada es la mejor solución. Para manchas frescas de sangre, frota la mancha con agua fría con ayuda de un paño para que la sangre no penetre en el colchón. Si ya esta sea o han pasado algunos minutos y la mancha persiste, utiliza un algodón empapado en agua oxigenada sobre la mancha. En pocos minutos la mancha se diluirá y desaparecerá por completo.

También puedes preparar una mezcla con dos cucharadas de peróxido de hidrógeno con una cucharada de jabón líquido en un bol pequeño. Mezcla los ingredientes con una cuchara y crea espuma. Utiliza un cepillo de dientes viejos en la espuma y frota suavemente la espuma sobre la zona afectada. Elimina el exceso con un paño húmedo y limpio.

Para colchones de espuma viscoelástica, debes utilizar la menor cantidad posible de limpiador, ya que estos colchones nunca debe humedecerse. Este método es efectivo para las manchas de suciedad, alimentos y bebidas.

Las manchas de orina y las de sudor pueden ser eliminadas con el vinagre blanco. Es recomendable que utilices un pañuelo con vinagre sobre la zona afectada, frotando hasta que se diluya por completo. Es posible que el olor del vinagre se sienta por uno o dos días, pero luego desaparecerá.

El detergente líquido, no es agresivo y puede ser de gran ayuda para eliminar manchas de un colchón. Solo debes preparar una mezcla de agua tibia con jabón líquido, frotar sobre la mancha hasta que desaparezca. Deja secar el colchón o seca la parte afectada con un secador de cabello a baja velocidad o un ventilador.

Para tener un colchón fresco y fragante puedes utilizar el polvo para bebés que posee un aroma relajante. No solo tendrás un colchón con un olor agradable sino que mejorará la calidad de tu sueño al poseer fragancias relajantes.

El alcohol isopropilico también puede ser utilizado para limpiar el colchón. Aplícalo sobre tu colchón con un rociador sobre la superficie del colchón. Con este sencillo truco eliminarás con los ácaros y bacterias de tu colchón que ponen en riesgo tu salud. Para un resultado efectivo, debes rociar tu cama varias veces, con regularidad.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *