Moho en el colchón

Almacenar un colchón en un ambiente húmedo como en un dormitorio con mala ventilación, un depósito o un garaje, estás exponiéndolo a la contaminación por moho, por tanto no es seguro para ser utilizado para dormir.

El moho es un tipo de hongo que crece en ambientes húmedos y puede causar una gran cantidad de reacciones alérgicas, infecciones, ataques de asma, entre otros peligros para la salud, pero no está todo perdido, es posible eliminarlo.

Eliminar moho de un colchón

Si tu colchón está contaminado con moho, debes limpiarlo tan pronto sea posible a fin de recuperar el colchón, lo cual es posible si el moho aparece solo en su superficie. Existen diversos métodos para quitar el moho del colchón, la más común es utilizar un desinfectante en spray que podrás conseguir en alguna tienda especializada.

Debes colocar el colchón al aire libre, porque dejarlo en el interior de la habitación puede propagar las esporas, resultando contraproducente. El colchón debe ser expuesto al solo por un periodo de dos horas para secar y desactivar las esporas.

En primer lugar bárrelo y aspíralo para eliminar las esporas de polvo de la superficie. Desecha la bolsa de la aspiradora. En caso de que el filtro de la aspiradora se lavable procede a limpiarlo de la manera acostumbrada.

Si utilizas un producto comercial, viértela en una botella rociadora y aplícala sobre el colchón. También puedes utilizar diferentes mezclas caseras que resultan más económicas e igualmente efectivos. Uno de los métodos es realizar una mezcla con alcohol y agua en partes iguales. Asimismo la solución preparada con lejía y tres partes de agua, zumo de limón es bastante efectiva. Igualmente el peróxido de hidrógeno diluido te ofrece una alternativa mucho más ecológica.

Para aplicar cualquiera de las soluciones, mantén la botella a unos 5 centímetros de la superficie del colchón y rocía el líquido sobre toda la superficie. Debes evitar empapar el colchón ya que el moho se desarrolla en ambientes húmedos. Procede a frotar la superficie con un paño suave o una esponja.

Espera que el colchón se seque por completo. Ubica el colchón en un lugar donde pueda estar expuesto a la luz solar hasta que no queden restos de humedad en la superficie. Si no dispones de acceso a la luz solar, seca el colchón con un secador de pelo o un calentador.

Pasos para quitar las manchas de moho del colchón

Las manchas de moho pueden ser eliminadas mezclando una taza de alcohol, con una taza de agua tibia. Utiliza un paño para aplicar la solución, exprimiendo el exceso para evitar saturar el colchón.

Frota con el paño húmedo las manchas de moho con movimientos circulares. Enjuaga con una esponja húmeda en agua al eliminar la mancha. Coloca el colchón expuesto a la luz solar durante varias horas o utiliza un ventilador o secador para secar el colchón completamente.

La luz solar eliminará el desagradable olor de humedad del colchón. Rocía un desinfectante sobre la superficie para eliminar las esporas restantes. No mojes demasiado el colchón, utiliza un spray para aplicarlo. Espera que el colchón se seque completamente antes de colocar la ropa de cama.

Si la mancha no desaparece, utiliza una solución de alcohol con agua. Es recomendable realizar una prueba en un lugar poco visible del colchón para comprobar que la tela no se decolorará ni afectará al colchón, sobre todo si es de espuma, látex o viscoelástica.

El bicarbonato de sodio es ideal para eliminar los olores. Espolvoréalo sobre el colchón, déjalo actuar entre dos a cuatro días y luego remueve los residuos con una aspiradora.

0/5 (0 Reviews)