Limpiador de colchones

En el mercado podrá adquirir una gran variedad de limpiadores de colchón en diversas presentaciones, tales como espuma, gel, polvo o líquidos con propiedades desinfectantes, anti hongos, anti ácaros y anti bacterias.

La mayoría de ellos contienen bicarbonato en sus composiciones, debido a que es el ingrediente de mayor eficacia para la limpieza de colchones. Otros pueden contener bórax e incluso hay productos con amoníaco en su contenido.

La elección del producto limpiador de colchones, depende, en gran medida, de tu presupuesto y preferencias personales.

Uno de los productos mayormente utilizado para la limpieza de colchones son los productos limpiadores de tapicerías, que limpian de manera profunda efectiva y rápida los colchones, gracias a los solventes y detergentes que poseen y que remueven el sucio sin dañar las fibras del tejido, dejando una fragancia agradable en la superficie.

Estos limpiadores de tapicería vienen en presentación líquida y en espuma que facilitarán la tarea de la limpieza de los colchones. También encontrará en el mercado gran cantidad de neutralizadores de olor que eliminan los desagradables olores producto de los fluidos corporales tales como sudor, orina, vómito u otros.

Es recomendable al utilizar productos comerciales que leas la etiqueta y te asesores sobre la manera de utilizar el producto de manera adecuada, así como las precauciones que debes tomar al utilizarlo, tales como utilizar guantes o implementos de seguridad.

Asimismo evita que los niños, las personas alérgicas y las mascotas no estén presentes al momento de utilizarlos, ya que al ser más sensibles pueden presentar reacciones alérgicas.

Por otra parte es conveniente probar el producto sobre un área poco visible del colchón a fin de determinar posibles efectos en el material, como la decoloración del mismo.

En líneas generales este tipo de limpiadores de colchones comerciales se aplican de una manera similar. En primer lugar debes aspirar el colchón para eliminar el polvo y residuos que pudieran alojarse en él.

A continuación diluye una parte del limpiador de colchón en agua, según indique el fabricante. Agita vigorosamente la solución hasta obtener espuma. Realiza la prueba de tolerancia en un sitio poco visible del colchón. En caso de que no se aprecien síntomas de decoloración continua el procedimiento, de lo contrario no utilices el producto.

Aplique la espuma sobre la superficie con un cepillo de cerdas suaves, frotando de manera circular. Deja actuar unos minutos y retira el exceso de espuma con un paño limpio y suave, para posteriormente aspirar el colchón y esperar a que se seque por completo para aspirar nuevamente antes de colocar la ropa de cama

Si dispones de una aspiradora para polvo y agua, puedes retirar la espuma con la máquina, y esperar que se seque por completo para finalmente pasar la aspiradora nuevamente.

Si prefieres utilizar un limpiador de colchones natural y más económico, puedes realizar la limpieza con bicarbonato, bórax, vinagre, agua oxigenada, solos o combinados para que la limpieza sea profunda y puedas eliminar la suciedad y los ácaros

El bicarbonato es uno limpiador natural muy efectivo. Para aplicarlo solo debes retirar la ropa de cama, aspirar toda la superficie, espolvorear el colchón con el bicarbonato, esperar algunos minutos y retirarlo utilizando una aspiradora.

Si el colchón está muy sucio o tiene manchas, antes de espolvorear el bicarbonato, rocía vinagre blanco sobre la superficie para luego aplicar el bicarbonato. Notarás que la combinación de los productos produce efervescencia. Deja actuar unos minutos antes de retirar con un paño limpio y suave. Espera que se seque y procede a aspirarlo nuevamente. Con este procedimiento conseguirás un colchón limpio, desinfectado y con agradable olor.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *