Como limpiar un colchón de látex

Los colchones de látex merecen un especial cuidado debido a que son usualmente muy costosos, no suelen llevar fundas protectoras para que tengan una mejor ventilación, por tanto la probabilidad de que se manchen es muy alta. En caso de que se coloquen fundas protectoras se corre riesgo a que la humedad penetre y aparezca moho.

Para limpiar un colchón de látex hay que considerar que los materiales con los que están fabricados son muy delicados y se deterioran con mucha facilidad. Por ello debe vigilar el tipo de productos para limpieza a utilizar para no ocasionar daños al colchón de látex.

Para limpiar el colchón de látex puedes probar una mezcla de agua con jabón y una esponja suave, aplicando suaves toques circulares sobre el colchón. Debes evitar que penetre demasiada agua para que no se estropee el colchón. Si la mancha es de moho, repite la operación cuantas veces sea necesario, pero con movimientos suaves.

A continuación debes secar la zona con un secador con aire frío, un ventilador o simplemente abrir la ventana de la habitación para que se ventile durante algunas horas. Debes asegurarte de que la superficie quede perfectamente seca para que la humedad no penetre. Si persiste la mancha, debes revisar la etiqueta para atender las recomendaciones de limpieza del fabricante.

Eliminar manchas en colchones de látex

Si tu colchón está manchado de orina, se recomienda mezclar dos medidas de agua, una de vinagre y un poco de detergente. Aplica solo unas gotas sobre la mancha, frota suavemente y utiliza un papel de cocina para eliminar la humedad.

Repite este procedimiento hasta que la mancha y el olor desaparezcan. Puedes utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves para que la mancha sea eliminada. No debes utilizar rociadores, ambientadores ni lejía para eliminar el problema, ya que podrás dañar el colchón de manera permanente y pueden aparecer hongos. Ventila la habitación de manera natural para que se seque.

En caso de manchas de sangre, utiliza un algodón empapado en agua oxigenada; si se ha manchado con café, chocolate u otra bebida, mezcla un poquito de detergente de ropa delicada con vinagre, medio litro de agua templada y un poco de zumo de limón. Utiliza un paño para aplicarlo y luego seca bien el colchón. Las manchas de tinta pueden ser eliminadas fácilmente empapando un algodón con alcohol puro aplicado sobre la zona.

El detergente para ropa delicada puede ser utilizado sin problemas. Solo debes aplicar un poco en una esponja escurrida y frotar suavemente la superficie. Debes asegurarte que la esponja no tenga superficie áspera ni estropajo. También puedes utilizar un quitamanchas sin lejía aplicado de la misma manera.

Siempre utiliza aire frió para secar el colchón, ya que el aire caliente pudiera deteriorarlo. No es recomendable la colocación de funda protectora para este tipo de colchón ya que podría generar humedad y desencadenar moho, ocasionando la pérdida del colchón.

La precaución con los colchones de látex es vital para su durabilidad, por tanto evita actividades sobre la cama, como comer sobre ella o colocar líquidos sobre la cama, que pudieran provocar accidentes o derrames que luego serán muy difíciles de recuperar.

No realizar un correcto mantenimiento de los colchones de látex puede ocasionar humedad, por ello debes elegir somieres de láminas de madera y los laminados de fibra de vidrio, que permitan una correcta transpiración.

Asimismo, se recomienda ventilar el colchón de manera regular, al menos una vez a la semana y no utilizar fundas, ropa de cama o protectores con capas plastificadas que impidan una correcta transpiración.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *