Como dormir bien si trabajas de noche

Dormir bien si trabajas de noche no es asunto sencillo

¿Comenzaste a trabajar de noche y tienes problemas para dormir durante el día? Si a menudo trabaja en el turno de noche, prepárate a ganar, además de tu salario, muchas enfermedades ocupacionales. Dormir bien si trabajas de noche no es asunto sencillo.

Desafortunadamente, trabajar de noche puede causar un gran daño a tu cuerpo, debilitar el sistema inmunológico y causar pérdida de energía.

Muchas profesiones ameritan trabajar de noche, como enfermeras o guardias de seguridad. Pero ir a laborar al anochecer perturba el reloj biológico y puede causar problemas con el ritmo circadiano.

Adaptar el reloj interno del cuerpo, para realizar trabajo nocturno, puede causar insomnio y trastornos digestivos los primeros días

Un problema muy común entre los empleados que trabajan en la noche es el trastorno del sueño. El cuerpo a menudo lucha para adaptarse al trabajo nocturno, pero con un poco de paciencia y perseverancia descubrirá algunos métodos que funcionan de maravilla. Aquí te presentamos algunos consejos para ayudarte a dormir bien si trabajas de noche y establecer una rutina de sueño saludable.

¿Qué puedo hacer para dormir bien si trabajas de noche?

Configurar el cuerpo para dormir bien si trabajas de noche, en un horario poco convencional es muy difícil. El cuerpo tiene un horario biológico y está acostumbrado a dormir en horas nocturnas. Entonces, comienza una lucha con el ciclo natural cuando no duermes por la noche y esta pérdida de sueño puede ser muy peligrosa.

Dormir es uno de los regalos más importantes que puedes darle a tu cuerpo

Incluso durante el día, el cuerpo necesita dormir un promedio de 8 horas para que el cuerpo funcione normalmente. Pero, en muchos casos el medio ambiente puede interferir con esto, durante el día el ruido y la luz pueden evitar un sueño reparador.

Aquí hay algunas ideas para quedarse dormido rápida y firmemente:

Crea hábitos de sueño

Tan pronto como llegues a tu casa, toma una ducha rápida y ve a la cama. Deja las planificaciones y tareas domesticas para más tarde, cuando puedas concentrarte mejor. Asegúrate que tu familia o compañeros de habitación respeten tus horarios de trabajo y te permitan descansar durante el día. Reserva ocho horas para dormir e intenta dormir.

Simula el día durante la noche y viceversa

dormir bien si trabajas de noche, simulando que es de día

Si no puedes evitar trabajar de noche, asegúrate de trabajar en un ambiente bien iluminado para reducir la somnolencia. Del mismo modo, cuando vuelvas a casa por la mañana, intenta crear el crepúsculo en la habitación, asegúrate que esté lo más oscura posible. Puedes usar cortinas y persianas para bloquear la luz solar o colocarte una máscara para los ojos para dormir bien si trabajas de noche. La idea es engañar al cuerpo para que crea que es de noche y viceversa.

Para que ese ruido extraño no te moleste, cómprate unos buenos tapones para los oídos. Apaga el teléfono y pídale a la familia o compañeros de habitación que no hagan ruido. De ser posible, baja un poco la temperatura de la habitación para conciliar el sueño más fácilmente durante el día.

Evite los estimulantes antes de dormir

evitar estimulantes antes de dormir

Puede sentir la tentación de tomar café o bebidas energéticas que te ayudan a mantenerte despierto durante la noche, pero si los tomas demasiado cerca de la hora de acostarte, ¡te quitará el sueño! Trata de evitar cualquier estimulante en la segunda mitad del turno de trabajo.

Tampoco te involucres con pastillas para dormir. Te pueden ayudar por un tiempo, pero si las usan durante mucho tiempo, pueden crear un nuevo problema. No ayudarán a que el reloj biológico de su cuerpo se acostumbre al nuevo horario. Lo mismo con las bebidas alcohólicas, tal vez te ayuden a conciliar el sueño rápidamente, pero no será un sueño reparador.

No cambies tu patrón de sueño los fines de semana y días feriados

Los expertos recomiendan mantener la misma rutina de sueño incluso los fines de semana, aunque para algunas personas no es compatible con su vida familiar. Respetar el ritmo de sueño en días no laborables, facilitará seguir con tu horario de trabajo sin problemas.

Es normal que los trabajadores nocturnos a menudo quieran encontrar un horario normal cuando están de permiso, pero hay que resistirse a este deseo. En los días libres, trata de acostarte alrededor de las 3 am y levantarte cerca del mediodía, para no cambiar el horario de sueño.

Haz ejercicios y come bien

El ejercicio regular y una buena nutrición siempre promueven el sueño, aún más para los trabajadores nocturnos. Es esencial que ingieras de 3 a 5 comidas al día, pero en pocas cantidades. Evita los alimentos grasos y el consumo de alcohol.

Elige un buen colchón

colchón para dormir bien si trabajas de noche

Lo anterior es suficiente para comenzar a adaptar el cuerpo al nuevo horario, pero lo más importante al momento de conciliar el sueño y tener un buen descanso es el colchón. La elección de un buen colchón favorecerá un buen descanso, además de prevenir posibles problemas de espalda derivados de dormir a deshoras.

Si trabajas en un turno de noche, duermes de día y quieres mejorar la calidad de tu sueño te invitamos a visitar nuestra web, donde encontrarás las características de cada modelo, desde colchones hinchables, colchones con canapé, hasta como elegir una buena almohada.

Resumen

Se requiere perseverancia para poder cambiar tu reloj biológico, vivir una vida saludable y asegurarse de que tu entorno sea propicio para trabajar y dormir.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *