Cómo elegir las mejores almohadas

Las almohadas son ropa de cama, indispensables para dormir y descansar cómodamente. Se puede decir que fueron diseñadas para crear un ambiente confortable durante el sueño. Sin embargo, cada tipo de almohada tiene una determinada función.

las almohadas para descansar cómodamente

Pero, antes de continuar debemos aclarar que no hay almohadas correctas e incorrectas, hay incorrectamente seleccionados. Para escoger la almohada ideal, sigue leyendo y te guiaremos hacia ¡la almohada de tus sueños!

Tipos de almohadas

Lo primero que debes saber para elegir una almohada es que existen tres tipos: clásico, anatómico y ortopédico.

Clásicas

Como has de suponer, estas son las almohadas que hemos usado desde la infancia. Generalmente, son rectangulares con un relleno en su interior. Estas aún son utilizadas por los conservadores que no les interesa la innovación.

Se encuentran disponibles en diferentes categorías de precios, son fáciles de elegir según el nivel deseado de rigidez y el tipo de relleno. La ergonomía es la principal ventaja de las opciones tradicionales, puesto que se puede ajustar a su gusto en el proceso del sueño.

Anatómicas

La almohada anatómica se adapta

El propósito de las almohadas anatómicas es brindar la mayor comodidad durante el descanso. Están diseñadas con varias capas o relleno, tienen la forma de dos cámaras con diferentes volúmenes.

Durante el descanso, el material toma la forma de la cabeza y el cuello de la persona dormida, y se mantiene así, como un efecto memoria. Mayor comodidad es difícil de imaginar.

Ortopédicas

la almohada ortopédica protege la cervical

Las almohadas ortopédicas son ideales para las personas con enfermedades de la columna vertebral y la columna cervical. Comúnmente, se les puede ver con forma de un rodillo o un rectángulo con un hueco. Su interior está fabricado con varias capas de material elástico.

En la actualidad, se han desarrollado almohadas ortopédicas de cámara. Consisten en 2 o 3 cámaras separadas y en cada parte del producto se rellena con cantidades diferentes. El resultado de esta tecnología es una almohada suave, pero debajo de la cabeza es rígida, evitando presentar curvatura en la columna cervical.

¿Cuál es la diferencia entre la almohada anatómica y la ortopédica?

Muchos productos anatómicos a menudo se confunden con los ortopédicos. La principal diferencia entre las almohadas anatómicas y las almohadas ortopédicas es que las primeros se ajustan a las características del cuerpo y las segundas fijan la posición para dormir en una posición cómoda.

Clasificación de las almohadas

Las almohadas se pueden clasificar de acuerdo a su forma, propósito, grado de rigidez, tamaño, material y relleno.

Almohadas de acuerdo a su relleno

el relleno de las almohadas puede variar

Rellenos naturales. Generalmente de origen animal: plumas, lana, pelusa y seda. Son muy cómodas, pero algunas pueden producir una reacción alérgica.

Rellenos ortopédicos. Se pueden encontrar con rellenos de espuma de poliuretano, gel o látex. Como explicamos anteriormente, mantienen su forma y proporcionan el soporte anatómico correcto.

Rellenos con hipoalergénicos artificiales. Fabricadas con materiales de tipo ecofibra, fibra hueca o fibra siliconada hueca, entre otros. Las almohadas de este tipo se pueden lavar, puesto que se secan rápidamente. Recomendadas especialmente para las personas alérgicas.

Rellenos combinados. Esta combinación de diferentes rellenos, permite un soporte anatómico más efectivo. Por ejemplo, una almohada rellena de seda puede tener un inserto ortopédico en el núcleo.

Almohadas de acuerdo a su tamaño

Mas que el tamaño, se debe prestar más atención a la altura. Según estudios, la altura de una almohada juega un papel importante para un sueño confortable. ¿Cómo sé cual es la altura correcta?

Para calcular correctamente la altura de tu almohada ideal, debes medir la longitud del cuello hasta el hombro. Este resultado representa el tamaño del espacio entre la cabeza y el colchón, es decir, la altura correcta de tu almohada. La altura encontrada puede variar en 1-2 cm, sin problemas.

En el mercado actual, se ofrecen almohadas de altura estándar, con diferentes rangos dependiendo del género y la edad, esto es:

  • 8-10 cm para mujeres
  • 12-16 cm para hombres
  • 1-9 cm para niños

En cuanto a las dimensiones de largo y ancho, los estándares europeos tienen bastante variedad, por ejemplo, 40×80, 50×70 en formatos rectangulares y 65×65 en formato cuadrado. Las fundas para almohadas van de la mano con estos estándares.

Almohadas de acuerdo a su propósito

No todas las almohadas son para dormir, también existen modelos personalizados, de los cuales hablaremos a continuación:

Almohadas para usar en el coche. Es un producto diseñado en forma de rodillo o herradura. Este accesorio se usa alrededor del cuello y su función es sostener la columna cervical, evitando la sensación de incomodidad y fatiga en el área cervical. Generalmente se usa para largos viajes.

almohada cómoda para el embarazo

Almohadas para embarazadas. Diseñadas especialmente reducir la carga en la columna vertebral y la espalda baja durante el sueño. También puede ser usada para madres lactantes, cuyos beneficios se ven satisfechos durante la alimentación del bebé. En el mercado se pueden encontrar en forma de C, de U, de I y de cuña.

Almohada para la espalda. Especialmente fabricadas para aliviar la tensión en la región lumbar, cuando se prolonga por largo tiempo una posición sentada. La forma de usarla es colocándola en el respaldo de la silla.

Almohada para piernas. Este accesorio te ayudará a aliviar enfermedades relacionadas con: artritis, las articulaciones de la rodilla, artrosis, venas varicosas y calambres musculares.

Almohadas decorativas. Este tipo de almohadas no están diseñadas para dormir, pero decorarán perfectamente la habitación. Los cojines para sofás, normalmente se eligen según el color y estilo de la decoración, ellos harán que sentarse en el sofá sea más cómodo. Este tipo de almohadas comparten un propósito común: la decoración de interiores.

Como elegir la almohada ideal

Para elegir la almohada de tus sueños, debes tener en cuenta los siguientes parámetros:

Rigidez. Podemos hablar de 3 grados de rigidez para las almohadas:

  • Suave
  • Dureza media
  • Resistente

La elección dependerá de tu postura favorita durante el sueño. Por ejemplo, la almohada suave es ideal para aquellos que les gusta dormir boca abajo. Si eres de los que les gusta acostarse en postura «supina», elige un producto de dureza media y si duermes cómodamente de lado, necesitas una almohada rígida.

Transpirabilidad. Fabricada con fibra hueca, para usar en zonas húmedas o para personas propensas a la sudoración excesiva.

almohadas con costura fuerte

Costura. Para nadie es un secreto que la calidad de costura afecta la vida útil. Al elegir una almohada, preste atención al estado de las costuras y evalúala según este criterio:

  • La costura es una línea suave y continua de pequeños puntos
  • Tira fuerte de la costura y observa si mantiene su integridad

La almohada ideal para un sueño saludable

Una almohada ideal te proporciona una posición corporal cómoda durante el sueño, no se deforma con el paso del tiempo, es hipoalergénica y asegura un intercambio de aire adecuado.

Esperamos haberte ayudado a elegir una almohada de muy alta calidad para un descanso bueno y completo.

Almohadas más vendidas del momento

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *