Saltar al contenido

5 Consejos a la hora de escoger un colchón

Escoger un colchón ideal

Un buen colchón no será barato, pero pasar una buena noche cómoda y relajada con un colchón de calidad, bien vale la pena. Escoger un colchón de gama baja o de mala calidad puede traer como consecuencias el insomnio, el dolor en los músculos y la columna vertebral y las enfermedades alérgicas.

Antes de ir a comprar un colchón en una tienda, debes saber cómo elegirlo correctamente, para garantizar un sueño confortable y saludable. Esto no es tan simple como parece a primera vista; debes considerar, no solo tus preferencias personales y el tamaño de la cama, sino también muchos otros factores.

Todos los días pasamos un promedio de 8 horas durmiendo, razón de más para elegir un colchón sea de alta calidad y cómodo

Exteriormente, todos los colchones son muy similares, sin embargo, al analizarlos objetivamente entendemos que pueden diferir significativamente. Intentemos descubrir cómo escoger un colchón para tu cama con estos 5 consejos que traemos para ti.

1.- El tamaño del colchón

dimensiones para escoger un colchón

Muchas personas, simplemente miden el colchón viejo e intentan comprar uno de tamaño similar. Pero esto no es del todo correcto, pudiste estar durmiendo en un colchón que no cumple con el tamaño ideal.

La longitud del colchón debe ser de 10-15 cm más que tu altura. El ancho, debe corresponder al doble del ancho de tus hombros. El grosor del colchón depende en gran medida de la presencia de resortes o del tipo de relleno. El indicador promedio para productos sin resorte es de 15-18 cm y con muelles de 18-24 cm.

Sin embargo, no todos los números son tan perfectos como queremos. Si tus medidas no corresponden a un tamaño estándar, por ejemplo, 158 cm de ancho, entonces puedes redondear y tomar un colchón de 160 cm de ancho, que si es una medida estándar.

2.- Decidir entre un producto nacional o importado

La principal diferencia entre ambos es el precio. Al comprar un colchón español, podemos contar con una entrega inmediata y no esperar su traslado, sin contar con un costoso despacho de aduanas.

En cuanto a la calidad, comparamos los modelos similares de nuestros fabricantes y los de otros países y la gran diferencia es que el colchón importado es más caro. De ser posible, intenta acostarse sobre modelos nacionales e importados antes de comprar. Esto proporcionará mucha más información que las descripciones y recomendaciones de Internet.

3.- Escoger un colchón por su diseño: con muelle o sin muelle

colchones con muelle

Una característica clave que debemos tomar en cuenta a la hora de escoger un colchón, es la presencia o ausencia de resortes. Ambas opciones pueden ser consideradas, según sean tus gustos.

Los colchones con muelles. Se dividen en dos tipos con resortes dependientes e independientes. Los resortes dependientes están interconectados, la presión sobre algunos de ellos provoca una «respuesta» instantánea a otros. Es una clara desventaja si duermes en pareja.

Los resortes independientes están ubicados en propia funda de tela separadas. Estos se adaptan mejor a la forma del cuerpo y, por lo tanto, son mucho más convenientes. Su única desventaja es que su precio es más alto que el de resortes dependientes.

Por otra parte, están los colchones sin muelles, los cuales consisten en una o más capas de materiales naturales o artificiales, cuya rigidez puede variar mucho. Los de gama baja son una opción barata para usar por poco tiempo, puesto que pronto comenzará a fallar. No obstante, existen modelos de gama alta sin resortes muy duraderos.

4.- Escoger un colchón por tipo de relleno

El relleno, es responsable de la rigidez y elasticidad del colchón. Lo mejor son los rellenos naturales que permiten el paso del aire, soportan cargas altas y tienen una mayor resistencia al desgaste.

Veamos cuales son los tipos de relleno más populares que puedes encontrar en el mercado:

Látex. Material natural higiénico e hipoalergénico, que proporciona un buen soporte a la columna debido a su flexibilidad. Es muy resistente y deja pasar perfectamente el aire.

Coco. Es un relleno especial para para fabricar colchones duros. El material no absorbe olores ni humedad, permite el paso del aire y es hipoalergénico. Es muy elástico y duradero.

Espuma de poliuretano. Popularmente conocida como goma espuma, Es un material elástico y duradero, transpirable y no es alergénico.

Espuma viscoelástica o memory foam. Son rellenos que tienen la propiedad de adaptarse a la forma del cuerpo y no ejercen presión sobre la persona dormida. Descansar sobre dicho colchón será lo más cómodo y saludable posible. Al momento de escoger un colchón, está será el más recomendado.

5.- Rigidez del colchón: suave o duro

¿Escoger un colchón suave o rígido?

La rigidez del colchón debe tener una tensión equilibrada para mantener la columna del durmiente en la posición correcta. El nivel de rigidez ideal depende principalmente de la edad y el peso, cuanto más peso, más rígido debería ser el producto.

Colchones blandos. Adecuados para personas con bajo peso, adultos mayores o personas con problemas de columna vertebral.

Los colchones de dureza media. Son adecuados para personas muy activas, que hagan deporte constantemente, niños y adultos por igual. Estos productos consisten en una combinación de rellenos de diversos grados de rigidez sin llegar a los extremos (ni muy suave, ni muy rígido).

Colchones duros. Adecuados para personas con mucho peso. Generalmente, vienen equipados con un bloque de resorte reforzado de manera que, el colchón pueda soportar mayores cargas.

¿Qué puedo hacer si mi pareja no es compatible con el mismo colchón?

La solución es comprar dos colchones individuales con características claramente definidas para cada uno y combinarlos debajo de una funda de colchón, esto no es lo ideal. Naturalmente, dormir en pareja es mejor si se comparte el mismo colchón.

En el mercado actual se puede escoger un colchón con diversos grados de rigidez y con unidad de resorte Dual Spring. Las características de este tipo de colchón, es que el relleno y los resortes difieren radicalmente en cada lado.

Si una persona con poco peso descansa sobre un lado del colchón, dormirá tan plácidamente como su cónyuge de gran peso. Es como tener dos colchones individuales de diferentes características unidos en uno solo.